Cómo reducir las alergias e intolerancias. Ver los testimonios - mejoratusalud.news

English
Français
Logo slogan
Logo M
Logo S
Logo.news
Traducida
Vaya al Contenido

Cómo reducir las alergias e intolerancias. Ver los testimonios

Testimonios


 
Gracias a todos los que se han molestado en enviarme su testimonio, lo necesitamos.
Si esta página les ha servido, piensen que servirá a mucha más gente. Cuantos más testimonios pueda publicar, mejor será el servicio prestado a los que están interesados en este tema. También estoy interesado en cualquier información documentada como análisis, ecografías... La publicación en mejoratusalud.news será por supuesto anónima.


Para dejar testimonio                                Para entender estos resultados



Testimonios recibidos:

Los nombres son ficticios para conservar el anonimato de los testimonios.


Adelina, 41 años, Finlandia, 18 de Abril de 2017:
Hola Me llamo Adelina. Hoy justamente he estado sacando piedras.. he sacado bastantes de diferentes tamaños. He hecho como unas 14 limpiezas hepáticas, he de decir que en paralelo procuro introducir en mi día a día medicinas y suplementos naturales que ayudan a fortalecer la salud y a repararla junto con la alimentación pero desde que empecé con las primeras limpiezas de hígado siguiendo el protocolo al pie de la letra he tenido unos cambios a favor notables. Tanto es así que sigo con las limpiezas porque creo por la experiencia que son tremendamente eficaces. Desde que empecé a hacerlas los dolores de regla que tenía han ido disminuyendo paulatinamente. El día de la expulsión de las piedras el dolor corporal, especialmente contenido en hombros y espalda disminuyen notablemente. A partir de la segunda o tercera limpieza empecé a poder dormir por la noche de tirón con mucho menos dolor despúes de haber sufrido un herpes zoster con la neuralgia post herpética que desencadenó, el propio dolor de la neuralgia post herpética fué disminuyendo hasta convertirse en nula. Tenía también pequeños bolitas blancas en la zona de los ojos y una en la parte interna de la oreja que han desaparecido completamente. Las manchas marrones que se tienen en la cara cuando me expongo al sol van disminuyendo también. Menos enfriamientos e infecciones. Estoy muy ilusionada por seguir haciendo las limpiezas de hígado y de poder transmitirlo a otras personas para que así todos podamos mejorar y de hecho generar un nuevo concepto de salud eficaz. Sobre todo eficaz, Gracias a todos vosotros por compartir vuestros testimonios porque alimentamos esperanza....


Octavio, 44 años, Bélgica, 13 de marzo de 2016
¡Buenos días Denis! Después de mi primera limpieza, aquí tiene mis impresiones:
A pesar de las 20 bolitas de un verde intenso, evacuadas al día siguiente de la toma de la poción mágica y 1 bola bastante gorda de color beige escondida entre mis heces del lunes (y seguramente en otras también sin ser percibidas, rápidamente he notado una mejoría en cuanto a mis problemas de salud. Cada vez que tomaba una comida grasa, cada vez que comía muchos azucares o cuando bebía solo un vaso de vino, tenía repentinamente erupciones cutáneas, en la nariz y en la frente. Además, hacía algunos meses que era propenso a calambres anormales cuando jugaba al tenis.
Hice la limpieza el jueves (toma de la poción) y el viernes (evacuación). El domingo, tenia interclubs de tenis, jugué y acabé bastante cansado físicamente y justo después uno doble. ¡Y bien, no tuve ningún calambre! Desde el lunes, mis erupciones cutáneas habían disminuido hasta desaparecer por completo, a pesar de que durante esta semana, no hubo ni un día en que no bebí al menos un vaso de vino. Además estaba de formación el lunes, el martes y el miércoles en Lyon y por la noche, un compañero y yo no resistimos en quedarnos en el hotel sin probar las comiditas lionesa y los buenos vinos…No nos privamos..Y afortunadamente las erupciones no volvieron a aparecer, mi frente y mi nariz no han estado tan lisas desde hacía mucho tiempo y tengo también la sensación de no estar tan sensible al gluten (tenia tendinitis crónicas cuando lo comía).
Asique es un buen principio, no está todo resuelto pero tengo esperanza para que los demás problemas sigan el mismo camino con las próximas limpiezas. Ya tengo prisa para hacer mi segunda limpieza y antes de esta, quiero hacer por lo menos una sesión de hidroterapia de colon con un especialista. Desde entonces, evidentemente, hablo de este método a todo mi entorno esperando que les aporte tantos beneficios como a mí.
¡Gracias por todo! Octavio.


Hubert, 42 años, Francia, 1 de mayo de 2015:

He realizado mi primera limpieza del hígado hace dos semanas. He seguido los consejos, no comer nada desde la comida del medio día, el zumo de manzana seis días antes... La sal de Epsom no tiene buen sabor (la cuarta porción al día siguiente a las 8h00 me daba asco) pero la mezcla aceite/zumo de pomelo casi tiene buen sabor. Ningún problema para acostarme a partir de las diez y media y hasta he pasado una noche bastante buena hasta las seis de la mañana. Al levantarme, tenía náuseas, el sabor del aceite me repetía, pero este mal gusto  ha desaparecido rápidamente. Después, las primeras piedras han sido excretadas, una centena más o menos hasta la mañana del día siguiente. Durante este tratamiento,  no ha aparecido ningún dolor.  Desde entonces, mi rinitis, una de mis principales patologías, se ha atenuado. Siento una sensación de ligereza y una gran lucidez. Nada de mejoría en cuanto al eczema que afecta mis manos. De todas formas, estoy motivado para continuar con los tratamientos.


Ludivine, 38 años, Francia, 6 de abril de 2015:
Mis cuatro primeras limpiezas no han sido satisfactorias. Estaba decepcionada y me he preguntado si hacía bien lo que debía hacer para que funcione. Mi limpieza 5 ha sido mucho mejor y los efectos inmediatos realmente satisfactorios: mis placas de psoriasis aliviadas y he vuelto a encontrar la sonrisa, la alegría y la confianza.


Damien, 35 años, Bélgica, 23 de marzo de 2015:

Damien, 9 de septiembre de 2014:
Motivado por los numerosos testimonios, me he decidido en hacer la cura. Era un dormilón, ahora duermo unas seis/siete horas y gozo de buena salud. No he tenido ninguna alergia durante esas vacaciones de verano, mi vitíligo vuelve a tener color (de blanco a rosado). Desde que ya no como mucha carne, ya no tengo ganas, mucha fruta, verdura, pescado, y se acabó la coca-cola, redbull, icetea... Ahora los encuentro demasiado azucarados.

Damien, 23 de marzo de 2015
Buenos días, estoy en mi quinto tratamiento. He cambiado el zumo de pomelo por el de limón. Lo tomo más fácilmente. Ya no he tenido cálculos después de la última limpieza y ninguna alergia. En forma todo el rato, después de seis horas de sueño...


Nora, 39 años, Francia, 13 de diciembre de 2014:
Buenos días. Empecé a hacer el tratamiento del hígado, en agosto de 2014, lo he hecho cinco veces. Durante años, tenía eczema en el cuello. Ya no tengo. Tenía problemas digestivos, se han atenuado. No me siento cansada. Además, no tengo o casi nada de alergia a la ambrosía (fiebre, conjuntivitis, picores en el paladar, somnolencia...) mientras que durante quince años sufría muchísimo y me ponía en un estado de gran cansancio desde mediados de agosto hasta septiembre. Esta cura es asombrosa y he animado a muchas personas para hacerla. Gracias por todo Denis.


Sophie, 56 años, Francia, 21 de octubre de 2014:
Buenos días, he hecho mi primer tratamiento de hígado a principios de septiembre. Genial, he vuelto a tener esa sensación de hambre que había perdido, un sueño profundo y de calidad, una mejor digestión y una gran concentración. Mi alergia en los ojos se ha reducido muchísimo. Acabo de hacer la segunda limpieza. Me siento ligera, positiva con mucha energía. Mi lengua está rosa. Gracias de verdad, por todas sus informaciones.


Paul, 45 años, 21 de abril de 2014:
Buenos días Denis, tengo 45 años. En el pasado me ocurría que tenía una sensación de como si tuviera cálculos en el hígado. No sospechaba que realmente los tenía. Gasté de manera inútil dinero en complementos alimentarios. Actualmente, estoy en mi 22° limpieza. Estaba muy motivado con sacar todas esas porquerías: barro marrón y maloliente, después barro y semillas blancas, y siempre granos verdes como guisantes, de todos los tamaños. Mi última limpieza hizo salir principalmente barro, algunas partículas verdes. Pero sentía una molesta en una pequeña punta en la vesícula y a veces hasta el omoplato, señal de que hay que volver a hacer una cura.
Los beneficios observados de esas limpiezas son en mí:
- Eliminación del letargo física y psicológica, y una alocución más fluida
- percepción de rejuvenecimiento general
- blanco de los ojos que ya no es amarillo, mirada clara
- flexibilidad articular de las piernas, ya no más calambres en las piernas
- reflejos espontáneos más prestos, indicando una mejor atención y reacción
- fuerte disminución de las ojeras bajo los ojos
- Muy buena resistencia a pesar de una noche muy corta si me acuesto tarde y me levanto temprano
- Pérdida de peso sin hacer régimen
- Menos sensibilidad al gluten, pero esa sensibilidad sigue estando
- desaparición de los gases de intestinos (que a pesar de todo vuelven después, sobre todo al comer harina de trigo, aunque biológica)
- pérdida de cintura después de cada limpieza.
Cordialmente.


Corine, 35 años, 9 de diciembre de 2013:

Corine, 2 de septiembre de 2013:
Buenos días, en mayo de 2013, después de problemas de salud afectando claramente las funciones digestivas, paralelamente con el circuito médico clásico, empecé una serie de curas de limpieza del hígado de la que había escuchado hablar en mis búsquedas en internet. Compré el libro de A. Moritz para dominar el asunto, y enseguida estuve convencida (por si ya no lo estaba) por su argumentación. Desde entonces realicé seis limpiezas del hígado y no pienso pararme aquí. Expulsé centenas (miles si incluimos los minúsculos < 1-2mm y el “barro”) de cálculos, del amarillo al verde. Los más gordos medían entre 1 y 1,5 cm de diámetro. Los problemas de salud por los cuales había empezado esas curas siguen por desgracia presentes, por esas razones persevero. Pero me di cuenta que al final de mis vacaciones, hace una semana, que no había tenido crisis de alergia en todo el año (fiebre del heno), mientras que estoy extremadamente sensible desde la infancia, y ni siquiera 18 años de desensibilización han podido mejorar un mínimo la situación. No tomé ni un solo anti-histáminico en toda la estación, mientras que incluso durante mis vacaciones, tomaba el sol al lado de mi esposo que cortaba las hierbas altas de la casa de campo. Noté otras mejorías, pero espero coger un poco de distancia con las curas antes de compartir mis impresiones, para estar segura de que mis observaciones no eran falsas. Espero volver a esta página para deciros que acabé con mis problemas de salud (que la medicina es por ahora impotente para identificar y tratar), ya que creo que vienen del sistema hepato-bilio-pancreático... Os deseo a todos una salud excelente.

Corine, el 9 de diciembre
Buenos días, deseo añadir la continuación de mi aventura “limpieza de hígado”. Para empezar, una precisión. Mis problemas de salud, que me han hecho vivir un infierno durante meses y perder una quincena de kilos, están finalmente relacionados con problemas de espalda. Nada que ver con los órganos. Sin embargo, una resonancia del hígado, del páncreas y vías biliares ha mostrado un hígado enorme, pero parece que es “de nacimiento” según los médicos, sin duda relacionado con un lóbulo supernumerario. Después de esos descubrimientos, seguí mis limpiezas del hígado ya que sentía la necesidad: ya no aguantaba el alcohol ni los platos con demasiada grasa (sobre todo a base de queso tipo raclette y fondue), y aunque las náuseas estaban provocadas por mi espalda, sentía que mi hígado estaba cansado, sin poder explicar por qué. Realicé mi novena limpieza el 29/11/2013 después de un poco más de dos meses de interrupción (por razones de fechas). Por primera vez, tuve una noche difícil, pero viendo los resultados no tengo ningún remordimiento. 33 cálculos entre 1 y 2 cm, muy impresionantes, y muchos más pequeños. El día siguiente de la limpieza, como cada vez, mis dolores de espalda habían empeorado claramente, pero a los dos días, sentí, por primera vez, un inmenso alivio. Casi no me dolió nada durante 4 días, lo que no me había pasado en años (y sufrí muchísimo esos últimos ocho meses). También, de viaje de fiesta la semana siguiente, me atreví a beber alcohol, en cantidad importante, por primera vez en meses. Ni la sombra de una náusea o de un desmayo durante los 4 días de prueba. Ya había probado una fondue entre mi octava y novena limpieza y todo fue normal. Tengo pensado seguir con las limpiezas, cruzo los dedos para que mis dolores de espalda se atenúen (enormes pinzamientosy artrosis en 3 vértebras). Confieso que me empieza a costar tomar la poción aceite+ pomelo, pero estoy convencida de lo eficaz que es el “tratamiento” entonces persevero. Os deseo a todos unas buenas limpiezas.


Marina, 48 años, 9 de noviembre de 2013:
Gracias por su página, es muy prometedor leer los testimonios, no me siento tan sola. Empecé mis primeras limpiezas de hígado a finales de 2009. Desde hacía tres años, sufría de un eczema espectacular, muy denso, en todo el cuerpo. Ningún tratamiento me lo curaba, ni siquiera lo disminuía. Era muy deprimente y difícil de vivir. Es un acupuntor que me puso en ese camino hablándome de un problema de vesícula biliar. Entonces, hice unas cuantas limpiezas de hígado siguiendo el libro de Andreas Moritz, al ritmo de una al mes. A partir de la tercera, mi eczema empezó a irse. En la quinta limpieza, había desaparecido del todo. Entonces, hice 22 limpiezas en 2 años, con muchos beneficios que no esperaba:
-mejor vitalidad,
-mejor flexibilidad de las articulaciones,
-separación de mis conjuntivitis alérgicas,
-serenidad más grande y clarividencia,
-bajada de mi tasa de colesterol, que siempre estuvo relativamente alta (2,5g hasta 1,8g). Bajada del colesterol “malo” y subida del “bueno”.
-y seguramente olvide alguno... Pero al contrario de lo que está indicado en el libro de Andreas Moritz, aún seguía, al cabo de dos años, produciendo cálculos. Decidí parar, pensando en hacer una limpieza cada seis meses. Al cabo de un año, mi eczema volvió a aparecer y empecé una nueva serie de limpieza al ritmo de una al mes... En paralelo, intento entender, ajustar mi higiene de vida (que ya es excelente desde hace muchos años). Creo tener una candidiasis (no reconocida por los médicos que sólo ven una micosis vaginal recurrente) y no consigo deshacerme de ella. Pienso que esto puede explicar la producción de cálculos. Continuará…


Gérard, 44 años, 24 de octubre de 2013:
¡Buenos días! Gracias por compartir su experiencia. Yo mismo hice 4 limpiezas del hígado, y casi 10 meses después, noto todos los días cambios y mejoras increíbles. La primera cosa: la más importante para mí, es mi alergia. Al cabo de 4 limpiezas, ya no tengo alergia y he dejado todo el tratamiento relacionado con ello. Ya no tengo dolores musculares, ni de dolores de espalda ni de hombro-nuca. Mi piel es mucho más flexible y menos seca. Ya no tengo los ojos rojos ni conjuntivitis. Digestión más cómoda, desaparición de la acidez y de los reflujos gástricos. Mejoría en la calidad de mi pelo. Ya no estoy cansado como antes y aguanto mejor el estrés y la falta de sol... Un solo consejo, no dudéis y hagan la limpieza. Después será vuestro cuerpo el que os lo pida.


Martine, 46 años, 11 de septiembre de 2013:
Desde noviembre de 2011 hice 12 limpiezas de hígado, la última fue el pasado 7 de septiembre. Tengo un testimonio que dar en su página, que es lo de menos para agradecerle su ayuda y apoyo y contribuir yo también a ayudar a la gente a la hora de lanzarse. Hoy hago el resumen, prepararé un testimonio más completo pronto. En enero de 2003, tuve mi primera migraña, casi nunca me dolía la cabeza. Hasta octubre de 2011, me pasaba cada vez más, como 4 al año, y finalmente casi todos los meses (no tenía nada que ver con la regla). Durante las crisis que duraban hasta doce horas, me dolía mucho la cabeza, tenía ganas de vomitar, estaba muy enferma, lo que me obligaba a permanecer sentada al lado del baño mientras quería dormir, y estaba muy mal. Creo que lo más difícil eran las náuseas y los vómitos. También me dolía mucho la nuca, lo que me asustaba ya que pensaba que era una meningitis, pero cuando estoy enferma, tengo la moral muy baja. Me pasaban más cosas desagradables pero fue eso lo que me motivó en hacer las limpiezas. Desde la primera limpieza, ya no tuve migrañas. Acabo de hacer una ya que sufría de una rinitis alérgica (a no sé qué) desde hace tres meses, y desde hace 15 días, me goteaban la nariz y los ojos y estornudaba como veinte veces cada mañana, y los días siguientes de la limpieza, ya no me pasada nada de eso. Mi nariz sigue sensible pero las crisis han parado. Hasta pronto entonces. Cordialmente.


Clotilde, 52 años, 28 de agosto de 2013:
Gracias a su página, Denis, me he lanzado en la limpieza del hígado en septiembre de 2012 y hasta julio de 2013, hice 11 limpiezas. Desde el primer tratamiento, sentí una mejora increíble de mi digestión: desde esta limpieza, ya no tengo pesadez al acabar una comida incluso copiosa. He ganado en energía a pesar de una vida cotidiana llena en viajes. La cena de fin de año fue particularmente ejemplar: estuve en forma hasta las 3 de la mañana mientras de costumbre me venía abajo a la una. La piel de mi cara tenía muchos “puntos blancos”, sobre todo alrededor de los ojos y puntos negros alrededor de la boca: casi todo ha desaparecido. También estoy notando una mejora de mis intolerancias alimentarias (que son numerosas), pero ahora, el balance es reciente y creo que aún hace falta progresar en el tratamiento. Por ahora, digiero mejor el alcohol (puedo tomar una copa de vez en cuando) y algunas frutas (principalmente plátano y kiwi). De la primera limpieza hasta la novena, expulsé varias centenas de cálculos cada vez (del blanco al verde), la mayoría de un tamaño variando de un milímetro a un centímetro. Durante la novena limpieza, eliminé un cálculo más gordo de 2 centímetros, en las siguientes (10 y 11), mucho menos (50% menos). Desde entonces, pienso hacer una limpieza cada tres meses ya que es bastante agotador y al haber aliviado mi hígado y mi vesícula de algunos miles de cálculos, creo que ya es un buen resultado. Gracias de nuevo por su página realmente clara, pragmática y muy útil para empezar con la primera limpieza.


Nicolas, 31 años, 2 de junio de 2013:

Nicolas, 24 de abril de 2013:
¡Buenos días Denis! Con 31 años, ya tuve una operación después de una hernia de hiato invivible (más de 2 centímetros pero expulsiones gástricas insoportables que ulceraban el esófago). Según el doctor, el hecho de dejar de fumar me hubiera empujado a comer más y entonces a hacerle fuerza al estómago, aunque nunca como más de lo que puedo y no repito jamás. ¿Esa limpieza hubiera podido mejorar las cosas antes? Sólo Dios lo sabe. Resultados: creación de una válvula gástrica para reemplazar el esfínter esófago/estómago, todo por laparoscopia (5 puntos de apertura). El cirujano nota que la arteria hepática izquierda (una de las dos arterias que alimenta de sangre el hígado) está seccionada pero no tengo más recomendaciones, no me preocupo. Desde la operación, los RGO se han ido pero sigo con dolores de espalda, cervicales, entonces fui a ver a varios osteópatas de París. Hasta tuve una sesión con un súper aparato de los tiempos modernos, una especie de pequeño martillo picador que hace explotar las burbujas de gas entre las vértebras. Esta máquina pasó por toda mi espalda, pero nada, seguía este dolor debajo del omoplato derecho y esas tensiones en la espalda. A pesar de la operación (que concierne el estómago y no el duodeno entonces ningún problema), me lanzo en la cura contra los parásitos con la cura de los riñones y del colón (del doctor Clark) y por fin la cura de limpieza del hígado hace unos pocos días. Resultado: nada de dolor (sólo algunas nauseas por la mañana, unos cálculos expulsados por la mañana alrededor de las 7, incluso antes de beber la última parte de sal de epsom, y después poco a poco, después de varias paradas en el baño, creo que hubo como unos 1000 cálculos de tamaño variable que salieron (de un peso total de 19 gramos, y entre ellos un cálculo de 2 cm). Balance: Sensación de ligereza, los pulmones respiran mejor, las cervicales y la espalda me duelen mucho menos (hasta el punto que no pienso en eso), sensación de estar en forma a pesar de que dormí poco y sobre todo ningún malestar el día de la expulsión de los cálculos. Tengo ganas de estar dentro de 2 semanas. Si puedo dar un consejo sencillo a la gente, que evitéis leer “todo y nada en internet” (risas), daros prisa por purificar vuestro hígado. Sinceramente, Nicolas

Nicolas, el 2 de junio de 2013:
Pues acabo de terminar mi cuarta limpieza. Pesé más o menos entre 16 y 20 gramos de cálculos durante las 3 últimas limpiezas, y ahora, la cuarta ha sido más impresionante que las demás ya que pesaba más del doble de las precedentes o eso más de 40 gramos, entonces la “corta duración” (2 semanas) entre cada limpieza no parece frenar el buen funcionamiento de la cura.
Con el paso de los días, los dolores han vuelto a aparecer en la espalda pero de forma menos intensa, y de forma extraña más separadas. Los pequeños crujidos cotidianos de algunas vértebras alivian mucho más que antes y la espalda es más flexible, de forma general.
En cuanto a la digestión sin embargo, ya no tengo nada que decir. Ya no tengo dolores de estómago, los alimentos ya no me pesan. Y la excelente noticia es que me olvidé deciros que algunos días después de mi primera limpieza, mis alergias alimentarias habían desaparecido. Mi alergólogo me había notado alergias al kiwi, al plátano, a los aguacates y a los melones. Probé poco a poco para ver como mi cuerpo reaccionaba. Hoy, como más o menos 3 kiwis al día, plátanos y aguacates sin problema, no volví a probar el melón pero creo que el problema está arreglado. Hulda Clark decía que hacía falta expulsar unos 2000 cálculos para ver desaparecer las alergias alimentarias, y ya que en mi primera limpieza, había muchos (muy pequeños), confirmo que esta tesis funciona, alabado sea Dios.
De nuevo gracias por su trabajo y su página tan bien hechos, que tranquilizan a los novatos.


Agnès, 63 años, 18 de agosto de 2012:

¡Buenos días Denis! cuando empecé las limpiezas (en mayo de 2011), sufría de electro sensibilidad, y durante 4 años viví entre todas esas ondas sin saber que todas esas bajas frecuencias me destruían poco a poco... (wifi, bluetooth, móviles...). Tenía un montón de síntomas que, a lo largo de las limpiezas (hice unas 20 en 15 meses), han desaparecido. Y ahora estoy muy feliz, volví a tener sueño y una vida normal sin sufrimiento. En mi entorno, hablo de su página, que tiene un muy buen impacto.

Mis síntomas de electro sensibilidad:
-dolores de cabeza con sensibilidad del cuero cabelludo
-problemas de vista y disminución de la agudeza visual, sequedad de los ojos y moscas volantes
-cansancio +++
-pérdida del sueño
-aumento del peso ++ (en mi caso) pero para otros es el contrario
-problemas de alergias con picores +++ (placas gordas debajo del pecho)
-encías frágiles con abscesos (a pesar de un buena higiene bucal)
-taquicardias nocturnas (el corazón se pone a latir a lo loco... por la noche es impresionante)
-micciones frecuentes por la noche (cada hora y media), ¡cansa mucho!
-algunos músculos se quedan híper extendidos (los bíceps en mi caso)
-dolores de espalda: lumbalgias o dolores ciáticas que me obligaban a permanecer en cama la mayoría del tiempo
-problemas del oído (silbidos en el oído)
-transpiración excesiva por la noche (cuerpo y cuero cabelludo)
-mala digestión con subidas de ácidos
-pigmentación de la piel (manchas morenas en las mejillas y los antebrazos)
-heces descoloridas
-caída del pelo y aceleración de su blanqueamiento
-y dolores abdominales de día y de noche. Esos dolores han parado inmediatamente al suprimir los alimentos a base de gluten (pan, pasta...) y los productos lácteos y al tomar un pro biótico (lactospectrum) laboratorio EL STUM) que es un remedio y no una medicación.

Todos esos síntomas han desaparecido a lo largo de las limpiezas, sin ayuda de ningún tratamiento demedicación, pero con mucha FE y PERSEVERANCIA en ese tratamiento natural y muy gratificante.

Aquí tienes Denis, quise hacer un testimonio de lo más completo posible, ya que hay más de 5% de la población que es electro hipersensible o electro sensible, más todos los que no lo saben, como yo durante 4 años.
Gracias de nuevo a ti.
Saludos. Agnès


Nadine, 45 años, 3 de julio de 2012:

Buenos días Denis,
Tengo 45 años con antecedente de diabetes que conseguí curar con mi alimentación y las ayunas. Al conocer mi pasado, mi hermana me habló de esta cura milagrosa. Me hizo falta tiempo para decidirme a  hacerlo pero lo hice. Me había vuelto más intolerante que alérgica al gluten desde hacía un año. Mis reacciones no eran tan fuertes como para otros. En efecto, no conseguía comerlo sin tener dolores de cabeza, de barriga, digestión muy difícil. Cuando lo comía tenía que hacerlo al mediodía para poder digerirlo, que si no, no podía dormir por la noche. Entonces, eliminé el gluten de mi alimentación.
Cuando leí que la limpieza de hígado ayudaba con las alergias, hice mi primera limpieza en primavera y la segunda ayer. La primera vez, expulsé muchísimos cálculos y esta vez, también evacué algunos  pero eran  mucho más gordos. Puedo comer productos con gluten sin problema desde la primavera. Ahora puedo comer pasta y pan sin ningún problema desde mi primera limpieza. Mis síntomas desaparecieron después de la primera. De verdad, !es genial

Regreso al contenido