El mal aliento no es inevitable. Ver los testimonios - mejoratusalud

English
Français
Logo slogan
Logo M
Logo S
Logo .news
Traducida
Vaya al Contenido

El mal aliento no es inevitable. Ver los testimonios

Testimonios


 
Gracias a todos los que se han molestado en enviarme su testimonio, lo necesitamos.
Si esta página les ha servido, piensen que servirá a mucha más gente. Cuantos más testimonios pueda publicar, mejor será el servicio prestado a los que están interesados en este tema. También estoy interesado en cualquier información documentada como análisis, ecografías... La publicación en mejoratusalud.news será por supuesto anónima.


Para dejar testimonio                                Para entender estos resultados



Testimonios recibidos:

Los nombres son ficticios para conservar el anonimato de los testimonios.


Balthazar, 59 años, Francia, 17 de enero de 2016.

!Buenos días! Realicé curas de hígado mensuales desde principios de 2015. El resultado está aquí: Mejor forma, desaparición de la psoriasis en los codos y en las aletas de la nariz y de la frente, eliminación de la manchas morenas en la cara y en las manos, cese de los dolores ligados a la artrosis,  mejor tez y aliento, mucho menos cansancio por la noche, etc… gracias de nuevo y que todo le vaya bien. Balthazar.


Sophie, 56 años, Francia, 21 de octubre de 2014:

Buenos días, he hecho mi primer tratamiento de hígado a principios de septiembre. Genial, he vuelto a tener esa sensación de hambre que había perdido, un sueño profundo y de calidad, una mejor digestión y una gran concentración. Mi alergia en los ojos se ha reducido muchísimo. Acabo de hacer la segunda limpieza. Me siento ligera, positiva con mucha energía. Mi lengua está rosa. Gracias de verdad, por todas sus informaciones.


Cynthia, 3 años, Francia, 16 de julio de 2014:
Buenos días, realicé mi primera limpieza hace diez días, con resultados evidentes. Desde hace más o menos 3 años, tenía fuertes dolores de estómago, en el lado derecho del hígado, después de las comidas, me acabé haciendo una ecografía, que confirmó que tenía cálculos biliares. El radiólogo me dijo que los dolores irían aumentando y que un día haría falta quitarme la vesícula. Mis dolores casi desaparecieron después de la primera limpieza de hígado, estoy muy sorprendida. Es como el día y la noche para mí. Hablando de noche, enorme mejora de mi sueño que siempre estaba dividido, algunas noches muy cortas, lo que generaba mucho cansancio, y la angustia de volverme totalmente insomne; hoy, tengo de nuevo noches normales, es una gran sorpresa que el insomnio esté relacionado con la vesícula. Los sales de Epsom y el aceite/zumo de pomelo es difícil de tragar, pero lo volveré a hacer, está claro. Las limpiezas a base de café también vienen muy bien. Era la única cosa que calmaba mis dolores de abdomen antes de que descubra las purgas de hígado. Además, las transaminasas y la bilirrubina se normalizan, los análisis de sangre lo confirman. Gracias por haber creado esta página, todo está muy bien explicado.


Michelle, 48 años, Suiza, 2 de julio de 2014:
Buenos días, hice dos limpiezas del hígado (la primera en mayo y la segunda en junio de 2014) y estas son mis impresiones: sueño increíblemente reparador, gran bienestar, blanco del ojo casi azulado como los niños muy jóvenes, lengua más viva, menos cargada si hago una comida un poco pesada, mente más tranquilizada, en fin, pura felicidad. Entonces, voy a seguir aún algunas veces (ya que hay materia), y después pienso adoptar una “velocidad de crucero” de mantenimiento dos o tres veces al año, como la limpieza del colón en el contexto de las curas revitalizantes Kousmine (en los cambios de estaciones por ejemplo). No encontré dificultad particular en aplicar este tratamiento, al contrario. Obviamente, el sulfato de magnesio no es el brebaje soñado, pero pasa en pocos segundos. Sin embargo, me gusta la mezcla de pomelo y aceite de oliva. De nuevo, muchas gracias por vuestro compromiso.


Chantal, 50 años, Francia, 30 de mayo de 2014 :
¡Buenos días Denis! Gracias, gracias, gracias Infinitamente. A pesar de que me la habían recomendado, a pesar de que he leído el libro, su página fue determinante para hacer mi primera limpieza. Aprovecho para animar a las personas que aún sienten dudas, no duden más. ¡Adelante! Mis sensaciones, mis resultados: Tuve una noche agitada pero eso me ocurre a menudo. El día siguiente, a las 6, tomé la tercera poción de sulfato de magnesio, pensaba volver a acostarme pero estaba en plena forma. Tomé a las 8 la última poción. Tuve muchas expulsiones, espuma... Diría más o menos 250 cálculos, muchos gordos de 2 centímetros. Rápidamente, tuve hambre, mucha hambre. Habitualmente tengo dificultades para disfrutar comiendo, muchísimas veces como pero no lo hago por placer. Entonces, volví a tomar un zumo de pomelo a las 9 y a las 9:30 desayuné. El día fue extraordinario. Nada de cansancio, dos amigos íntimos no me reconocían de tanta energía. No exagero cuando digo que este día volví a encontrar la energía que tenía a los 25, de verdad. El día siguiente, no era tan claro, pero anoche, me acosté cansada y no tan agotada. Primeros resultados: Vuelvo a tener energía, es indiscutible (me levanté a las 6 de la mañana durante los dos primeros días que seguían, y nada de cansancio). A la noche, ya no estoy agotada sino cansada, me duermo mucho mejor me apetece comer o disfruto al comer. Tengo una nueva lengua, toda limpia y es muy agradable. Tengo ganas de hacer la segunda limpieza. Hasta pronto para un nuevo testimonio. Gracias de nuevo. Chantal


Annabelle, 40 años, 20 de enero de 2014:
Quería dejar mi testimonio ya que el de los demás me ayudó mucho en mis momentos de preguntas... Entonces, hice mi primera limpieza el último 12 de diciembre por las siguientes razones:
- problema de halitosis (mal aliento)
-de digestión general: pesadez después de las comidas, cansancio a lo largo del día, crisis de bostezos, hinchazones, gases...
-dolores de cabeza todas las mañanas al despertarme y muchas dificultades para levantarme
-no aguataba por la noche, acostada a las 21, nada de trasnochar.
-cansancio crónico y falta de energía a lo largo del día

Después de mis dos primeras limpiezas, lo que he podido notar:
-mucho menos problemas de mal aliento, casi han desaparecido…
-fuera los dolores de cabeza cotidianos, me despierto sin ellos, estoy en forma ya al despertarme, nada de problemas para salir de la cama
-mejor digestión, nada de sensaciones desagradables después de las comidas: pesadez de estómago, gases, rechazos, cansancio hasta tener que acostarme
-mejor tez, pelo menos blando, y sobre todo mucha vitalidad y energía durante el día, cosa súper agradable cuando he aguantado durante años un cansancio constante.
Recomiendo mucho esta limpieza a todos lo que quieren mejorar su vitalidad de manera general... No pienso pararme ahora que estoy en el buen camino y pienso hacer una tercera limpieza en un mes y otras después hasta una completa desaparición de los dolores. Os iré contando mis nuevas experiencias…Hasta pronto.


Vanina, 52 años, 7 de diciembre de 2013:
Buenos días Denis, hice tres limpiezas de hígado durante la primavera. Tenía dolores de vesícula (notaba algo en la vesícula) y amargura persistente en la boca... desde hace algunos años. Después de mi primera limpieza, que hice con un poco de angustia, expulsé un vaso de cálculos del tamaño de una cabeza de aguja de 4mm. Nada de dolores ni amargura durante una semana, y entonces todo volvió. La segunda limpieza (un mes más tarde), expulsé medio vaso de cálculos. Ya ni dolores ni amargura. La tercera limpieza ha permitido sacar 2 cucharadas de cálculos... Ya nada de dolores ni amargura. Mi homeópata me ha recomendado hacer la limpieza en primavera y durante el otoño. Este otoño no lo hice…Es verdad que beber el sulfato de magnesio es un suplicio... Es tan amargo. Desde hace poco, mis dolores y amarguras vuelven por momentos de 2 ó 3 ó 4 días de vez en cuando. Me siento menos cansada y más activa. Mi moral también ha mejorado. Lo volveré a hacer durante la próxima primavera.


Etienne, 38 años, 29 de octubre de 2013:
Buenos días a todos, sufriendo de problemas hepáticos no patológicos sino “hereditarios”, como me lo señaló un especialista hace más de un año, subrayando que nací así y que moriré con eso... Los exámenes subrayaron una tasa de bilis muy elevada pero por el resto, todo iba bien. Excepto que físicamente notaba mi estómago desplazado hacia la derecha (vaya cosa más rara), un punto constante como una molestia constante en el hígado y también un punto permanente en el omoplato derecho, unos ojos amarillos, una lengua siempre cargada, una pérdida de apetito con la sensación de estar llena después de 3 cucharadas, las extremidades de los dedos de los pies y de las manos frías, una bajada de energía física graduada (nada bueno para el deportista que soy) cansándome al mínimo esfuerzo, un aliento que se volvía corto con la sensación de que los pulmones se llenaban sólo al 50%, aguantando mal el frío, después, a nivel del comportamiento me volvía muy nervioso, me costaba concentrarme y mi memoria se desmoronaba. La lista es larga y similar en los males de los mensajes leídos antes. Entonces, en octubre de 2012, decidí tomar las riendas, y gracias a internet, encontré esta página y su contenido. Después de haber leído el libro, empecé el protocolo, lo hice 5 veces (de octubre de 2012 hasta febrero de 2013, con “cosechas” numerosas, poco voluminosas y arena...) al principio, con 6 meses de descanso, y repetición en septiembre de 2013 (cosecha más voluminosa, 1,5 cm hasta 2cm), y ahora, estoy en plena limpieza. La primera me vino de maravilla, ya que más allá de lo físico, la limpieza tuvo impacto en otros planes, igual de importante.
Los resultados: sólo positivo, todo mejoró, un renacimiento como siempre.


Marielle, 58 años, 8 de agosto de 2013:
Buenos días, os dejo mi testimonio en cuanto a la limpieza del hígado y de la vesícula biliar del doctor Clack. En 2010, tuve crisis hepáticas, dolorosas y extenuantes, y cada vez más continuas. La cita estaba prevista para la ablación de la vesícula, ya que ya no podía quedarme así: -7 kilos, ya no podía comer nada, cualquier cosa me provocaba una crisis. Primera limpieza antes de entrar en la clínica: eliminación de decenas de pequeñas bolas y otras bolas más gordas de color verde claro, oscuro y marrones. Cancelación de mi intervención. Estoy en mi limpieza número 13 ó 14, cada vez siento menos necesidad de hacerla (6 meses entre las dos últimas). Sigo con mi vesícula. Me siento cada vez mejor. Lo que me ha impactado desde la primera limpieza, es esta energía que volví a tener cuando antes estaba cansada y sin ganas de hacer nada. Y después, se fue el dolor en el hombro derecho, mi lengua está menos cargada, buen aliento cuando era un problema desde hacía años, talla disminuida (-5 centímetros en la última), la tasa de colesterol ha mejorado, piel menos seca y seguro que olvido cosas. Esta limpieza es realmente interesante. Como naturópata, la aconsejo a menudo y da muy buenos resultados. Para recomendar y hacer conocer sin límite. Gracias por su página.


Mylène, 43 años, 26 de junio de 2013:
Buenos días. Acabo de terminar mi primera limpieza del hígado y estoy encantada. Al principio, tenía mucho miedo, ya que beber aceite me parecía imposible. Pero todo ha ido bien, no he vomitado. Esta mañana he expulsado muchos cálculos verdes, muchos pequeños y algunos medianos. He empezado esta cura ya que cada vez tenía peor aliento. Mi organismo estaba muy sucio por una mala alimentación y lo notaba, algo me decía que hacía falta limpiar mi hígado. He visto a médicos, dentistas, he comprado ampollas de alcachofa y de rábano negro en farmacia pero no era suficiente para curar el mal aliento, así que tomaba mucho chicle, pero el efecto duraba cada vez menos (me limpiaba los dientes varias veces al día, con baños de boca frecuentes). He buscado en internet y me encontré con su página, estaba desesperada y me dije: no tengo nada que perder, voy a intentarlo y no estoy decepcionada, puedo hablar con la gente sin tomar chicle y ya no tienen ese gesto (tocarse la nariz y moverse hacia atrás). Gracias a usted por publicar este remedio que cura muchos males. Volveré a hacer una limpieza dentro de tres semanas, hasta que mi hígado esté liberado de todas esas impurezas.


Agnès, 63 años, 18 de agosto de 2012:

¡Buenos días Denis! cuando empecé las limpiezas (en mayo de 2011), sufría de electro sensibilidad, y durante 4 años viví entre todas esas ondas sin saber que todas esas bajas frecuencias me destruían poco a poco... (wifi, bluetooth, móviles...). Tenía un montón de síntomas que, a lo largo de las limpiezas (hice unas 20 en 15 meses), han desaparecido. Y ahora estoy muy feliz, volví a tener sueño y una vida normal sin sufrimiento. En mi entorno, hablo de su página, que tiene un muy buen impacto.

Mis síntomas de electro sensibilidad:
-dolores de cabeza con sensibilidad del cuero cabelludo
-problemas de vista y disminución de la agudeza visual, sequedad de los ojos y moscas volantes
-cansancio +++
-pérdida del sueño
-aumento del peso ++ (en mi caso) pero para otros es el contrario
-problemas de alergias con picores +++ (placas gordas debajo del pecho)
-encías frágiles con abscesos (a pesar de un buena higiene bucal)
-taquicardias nocturnas (el corazón se pone a latir a lo loco... por la noche es impresionante)
-micciones frecuentes por la noche (cada hora y media), ¡cansa mucho!
-algunos músculos se quedan híper extendidos (los bíceps en mi caso)
-dolores de espalda: lumbalgias o dolores ciáticas que me obligaban a permanecer en cama la mayoría del tiempo
-problemas del oído (silbidos en el oído)
-transpiración excesiva por la noche (cuerpo y cuero cabelludo)
-mala digestión con subidas de ácidos
-pigmentación de la piel (manchas morenas en las mejillas y los antebrazos)
-heces descoloridas
-caída del pelo y aceleración de su blanqueamiento
-y dolores abdominales de día y de noche. Esos dolores han parado inmediatamente al suprimir los alimentos a base de gluten (pan, pasta...) y los productos lácteos y al tomar un pro biótico (lactospectrum) laboratorio EL STUM) que es un remedio y no una medicación.

Todos esos síntomas han desaparecido a lo largo de las limpiezas, sin ayuda de ningún tratamiento demedicación, pero con mucha FE y PERSEVERANCIA en ese tratamiento natural y muy gratificante.

Aquí tienes Denis, quise hacer un testimonio de lo más completo posible, ya que hay más de 5% de la población que es electro hipersensible o electro sensible, más todos los que no lo saben, como yo durante 4 años.
Gracias de nuevo a ti.
Saludos. Agnès


Cathie, 47 años, 20 de julio de 2012:

Empiezo esta noche mi limpieza número 11 según el método Moritz.
Mejoría observada en mi caso:
1.dolor intenso en la rodilla izquierda cuando la doblaba el cual a casi desaparecido.
2 .dolor en el ojo izquierdo ulceración, casi desaparecida
3.mejor digestión (lengua menos cargada)
4.canas que desaparecen. Eso sí, han vuelto a aparecer desde hace más de un mes, aún no he encontrado la razón
5.menstruaciones menos molestas
6.pelo menos graso después de las primeras limpiezas.

Regreso al contenido