Menopausia, menstruacion dolorosa, podemos actuar. Ver los testimonios - mejoratusalud.news

English
Français
Logo slogan
Logo M
Logo S
Logo.news
Traducida
Vaya al Contenido

Menopausia, menstruacion dolorosa, podemos actuar. Ver los testimonios

Testimonios


 
Gracias a todos los que se han molestado en enviarme su testimonio, lo necesitamos.
Si esta página les ha servido, piensen que servirá a mucha más gente. Cuantos más testimonios pueda publicar, mejor será el servicio prestado a los que están interesados en este tema. También estoy interesado en cualquier información documentada como análisis, ecografías... La publicación en mejoratusalud.news será por supuesto anónima.


Para dejar testimonio                                Para entender estos resultados



Testimonios recibidos:

Los nombres son ficticios para conservar el anonimato de los testimonios.


Adelina, 41 años, Finlandia, 18 de Abril de 2017:
Hola Me llamo Adelina. Hoy justamente he estado sacando piedras.. he sacado bastantes de diferentes tamaños. He hecho como unas 14 limpiezas hepáticas, he de decir que en paralelo procuro introducir en mi día a día medicinas y suplementos naturales que ayudan a fortalecer la salud y a repararla junto con la alimentación pero desde que empecé con las primeras limpiezas de hígado siguiendo el protocolo al pie de la letra he tenido unos cambios a favor notables. Tanto es así que sigo con las limpiezas porque creo por la experiencia que son tremendamente eficaces. Desde que empecé a hacerlas los dolores de regla que tenía han ido disminuyendo paulatinamente. El día de la expulsión de las piedras el dolor corporal, especialmente contenido en hombros y espalda disminuyen notablemente. A partir de la segunda o tercera limpieza empecé a poder dormir por la noche de tirón con mucho menos dolor despúes de haber sufrido un herpes zoster con la neuralgia post herpética que desencadenó, el propio dolor de la neuralgia post herpética fué disminuyendo hasta convertirse en nula. Tenía también pequeños bolitas blancas en la zona de los ojos y una en la parte interna de la oreja que han desaparecido completamente. Las manchas marrones que se tienen en la cara cuando me expongo al sol van disminuyendo también. Menos enfriamientos e infecciones. Estoy muy ilusionada por seguir haciendo las limpiezas de hígado y de poder transmitirlo a otras personas para que así todos podamos mejorar y de hecho generar un nuevo concepto de salud eficaz. Sobre todo eficaz, Gracias a todos vosotros por compartir vuestros testimonios porque alimentamos esperanza....


Rachelle, 41 años, Francia, 8 de enero de 2016 :
¡Buenos días! Por fin he decidido hacer mi detox de hígado después de un año de reflexión. No me da asco ni la bebida de sulfato de magnesio ni a la mezcla del zumo de pomelo con aceite de oliva y pude dormir para mis dos primeras sesiones. Ya he tenido resultados muy satisfactorios después de la primera detox: Los dolores de cabeza desaparecían como magia igual que los acufenos, ningún dolor en los omoplatos, ningún dolor en el pulgar en días húmedos, habiendo tenido esguinces con frecuencia, ya no tenía más dolores en las piernas, tenía menos calambres después del deporte y si los tuviera desaparecerían al día siguiente y antes estaban presentes hasta 5 días. Menos señales dolorosas antes de la regla, menos irritable.
Solo buenos resultados. Animo a todos aquellos que todavía dudan en lanzarse. Cordialmente.


Nelly, 50 años, Francia, 30 de diciembre de 2015 :

¡Buenos días! Para resumir mi situación, he pasado de una gran ausencia de vitalidad a un mejor estado físico en un primer momento, luego pasé a la posibilidad de volver a moverme. Estoy en mi cuarta cura. ¡Vuelvo a vivir simplemente! Pienso, se lo digo con mis palabras, que me envenenaba poco a poco (sistema digestivo que funcionaba muy mal, cogida de peso muy alta, hipertensión, colesterol malo).  Todavía no le puedo decir nada sobre el colesterol porque no he vuelto a hacer unas analíticas, pero el impacto sobre mi vitalidad es indiscutible. Ya no tengo calores.


Bérénice, 53 años, Francia, 29 de agosto de 2014:

Ya había dejado un testimonio para las curas en 2012. Ahora, he tenido que hacer una docena. Hago menos, 1 cada 6 meses más o menos, de mantenimiento. Todo bien en la última cura, nada de náuseas, ningún problema para beber las pociones, noche tranquila, sólo felicidad. Creo que voy por el buen camino. La prueba: desde hace algunos años, el médico me dice que tengo demasiado hierro en la sangre y que en la menopausia, se va a empeorar, que seguramente tendré que hacer sangrías.... Y en los últimos análisis, sorpresa: la tasa de hierro se ha vuelto totalmente normal aunque estoy en pre-menopausia y que ya no tengo casi nunca la regla. La sustituta de mi médico que ha leído los resultados no me quería creer cuando se lo conté, tuvo que mirar mi archivo médico para decirme “ah pues no, es muy raro pero ya no hay nada fuera de lo normal”. Un resultado que ya no esperaba. Sin embargo, en cuanto al seno y a la tos perpetua, ninguna mejoría, una lástima. Pero si alguien tiene alguna pista, estoy interesada.


Virginie, 42 años, 7 de abril de 2014:
Buenos días Denis, estoy en mi 11° limpieza de hígado y siento cada vez más las mejorías.
Esta es la lista de los beneficios que saco:
- Piernas que se hinchan al fin del día: acabado
- Hormigueos en los pies al despertarme: no consigo suprimirlos
- Calambres de estómago: olvidadas
- Digestión : rápida y ligera
- Ojeras hundidas y azules: disminuidas limpieza tras limpieza
- Cansancio crónico: energía reencontrada
- Piel seca (disminuida al dejar los productos lecheros): piel más flexible, ya no más tirones.
- Nariz roja: lo sigo teniendo de vez en cuando, cuando bebo alcohol o cuando como grasiento
- Punto doloroso en el hombro derecho
- Estoy más tranquila y positiva
- Estreñimiento: sigo con problemas para ir al baño
- Ojos que lloran después de un día de trabajo en el ordenador: olvidado
- Pérdidas blancas: cada vez menos
- transpiración disminuida (y eso que pensaba no formar parte de la gente que sudaba en exceso pero ahora sudo poco).
Pienso seguir todavía un poco pero no tan a menudo ya que sólo expulso puntas de cálculos, y tengo dificultad para tragar la mezcla pomelo/aceite de oliva. Gracias por todos sus testimonios, eso motiva y muchas gracias Denis por su página. Virginie.


Natacha, 52 años, 22 de octubre de 2013:

Natacha, 12 de octubre de 2013:
Buenos días Denis, tengo 52 años, soy delgada con un buen metabolismo, hasta que la menopausia hace tres años vino a revolucionar ese bonito equilibrio. A parte de sofocos, es sobre todo una barriga prominente con una desorganización total del sistema digestivo que me “comía” la vida.
He probado un montón de remedios diversos y variados: homeopatía, gemoterapia, fitoterapia (soja, yam maca, lúpulo, salvia...), aceites esenciales, oligoelemento. He cambiado mi alimentación (nada de lácteo, de carne roja, de tomates), he probado el régimen grupo sanguíneo hasta SWANI. He buscado del lado de psicoterapia, el EFT entre otras cosas. Nada pudo, a largo plazo, aportarme la serenidad imprescindible para apreciar esta vida terrestre. Estuve más de una vez desanimada pero una fuerza interior me decía “voy a encontrar una solución”. No creo en esa fatalidad según la cual envejecer siempre se acompaña de una ristra de disgustos. Quiero envejecer con una buena salud lo más tarde posible. Fue  una psicóloga quien me dio ganas de buscar al hablarme de sus experiencias personales. Me acordé de mi llegada a París a los 17 años y de un homeópata que había encontrado un remedio a pequeñas pérdidas de conciencia, el Raphanus Pottier, conocido por sus calidades coleréticas. Eso ya significaba que mi hígado era mi punto débil. A continuación, conocí a un osteópata que me hacía drenajes manuales de la vesícula, era doloroso pero me indica hoy que debía impedir de manera muy seria el lado hepático…
Hace tres semanas, decidí hacer una limpieza de mi hígado. Me informé gracias a su página por la cual os felicito, el libro del doctor Moritz y la página del doctor Clark. En mi opinión, la mezcla del zumo de pomelo y del aceite de oliva es deliciosa. Me acosté enseguida en la oscuridad sin moverme durante una hora. No he dormido muy bien pero no tuve la necesidad de levantarme. Expulsé sin dolor, muy fácilmente y sin molestia centenas de cálculos.
Resultado:
Quince días después, me siento mejor. Tengo más energía positiva. Sigo con calores pero son menos frecuentes y menos intensas. Mis noches son mejores y me levanto menos cansada. Queda mi sistema digestivo que aún no ha encontrado su ritmo, con lo cual mi barriga sigue hinchada. Me parece tener menos ganas de cosas azucaradas después de las comidas. Y curiosamente, estoy más atraída por alimentos frescos y simples. Mi hombro derecho dolorido, lo está un poco menos.
Finalmente, la semana que viene vuelvo a hacer otra ya que se acerca la nueva luna. Os deseo de todo corazón encontrar el buen camino para reencontrar una bonita serenidad.
Con mis agradecimientos, os deseo un excelente fin de semana.

Natacha, 22 de octubre de 2013:

Segunda limpieza tres semanas después: dormí de una tirada de las 10 de la noche hasta la una de la mañana con una bolsa caliente en el lado derecho de mi abdomen. Después, bastante bien de las 2 hasta las 6, ¡qué comodidad! Me levanté en forma, pero con una sensación de náuseas debido al sulfato de magnesio. Esta vez, no esperé al medio día y a partir de las 9 expulsé muchos cálculos pequeños y algunos de un centímetro. Por la tarde, otra vez pequeños cálculos muy numerosos y bastante claros. Al día siguiente, expulsé algunos más.

Resultado:
Me siento ligera y ya no tengo ganas de comida azucarada al acabar la comida. Los dos primeros días, estaba cansada y con poca energía, lo que no me suele pasar. Y sobre todo, esta mañana noto que acabo de pasar MI PRIMERA NOCHE COMPLETA desde hacía mucho tiempo, y hecho extraordinario, YA NO TENGO CALORES. No sé si es el régimen sin proteínas animales, la expulsión de los cálculos o los dos juntos pero conseguí la meta, ¡aleluya! Mi hombro derecho está menos dolorido. Tengo sensaciones en la barriga como si mis ovarios volvieran a trabajar a pesar de que no tengo la regla desde hace diez meses. Todo eso para deciros que no me voy a parar aquí y que preparo la próxima para el día 23 ó 30 de noviembre antes de la nueva luna del 3 de diciembre.


Victoria, 36 años, 5 de septiembre de 2013:

Victoria, 17 de julio de 2013:
Buenos días y gracias por su página. Acabo de hacer la primera limpieza del hígado (después de haber leído el libro de A. Moritz) y estoy encantada… Estoy en el sector de la salud y tengo que decir que este método me parece tan genial y asequible para todos que hablo de ello a mis clientes... Todo ha ido muy bien. He podido dormir fácilmente. Por la mañana, tuve algunas eliminaciones (6 ó 7) que tuvieron como resultado cosas distintas como barro, pequeñas piedras color “amarillo” y otras cosas indefinibles. Olor horrible... Argg!! Estoy contenta de que todo esto esté fuera y no dentro. Después, por la noche, nueva expulsión esta vez piedras más gordas. La mañana del domingo, sentía algunas náuseas y también me sentía en hipoglucemia. Al día siguiente, gran limpieza de 2 litros (gracias a una cánula especial) y expulsión de centenas de cálculos de distintos tamaños. He examinado uno y por lo visto parecía bilis aglomerada. Los efectos inmediatos:
-mejor vista, tengo la impresión de una vista más clara y más alargada,
-mejor comprensión de las canciones en inglés,
-sólo tengo ganas de comer cosas sanas, y ya nada de cosas malas,
-más energía, lo noté al ir en bici el otro día, no estaba cansada como antes.
Ahora estoy impaciente por empezar la segunda cura, os iré avisando de lo que pasará.

Victoria, 5 de septiembre de 2013:
A continuación del primer episodio, hice mi segunda limpieza el mes siguiente y todo muy bien. Estoy lista para empezar la tercera. Sólo para deciros que noto que cuando hago desvíos alimentarios, ya no lo pago tanto y que he notado cambios positivos en el síndrome premenstrual. Tengo pensado hacer mi tesina sobre esta cura milagrosa y tengo una cita mañana para encontrar una persona que podría seguir mis análisis de sangre.


Marine, 51 años, 18 de noviembre de 2012:
Acabo de experimentar este tratamiento y tengo que decir que estoy sorprendida por los distintos resultados:
-problemas de piel (en teoría “pitiriasis versicolor”) que duraban desde julio, se secó todo por completo y desparecieron durante las 24 horas que seguían la limpieza,
-cotidianamente ya no estoy tan cansada, ni tengo calores
-ya no soy adicta al azúcar ni al chocolate (fue radical)
-sensación de ligereza
En fin, estoy lista para volver a empezar en 15 días. Gracias por su página


Cathie, 47 años, 20 de julio de 2012:

Empiezo esta noche mi limpieza número 11 según el método Moritz.
Mejoría observada en mi caso:
1.dolor intenso en la rodilla izquierda cuando la doblaba el cual a casi desaparecido.
2 .dolor en el ojo izquierdo ulceración, casi desaparecida
3.mejor digestión (lengua menos cargada)
4.canas que desaparecen. Eso sí, han vuelto a aparecer desde hace más de un mes, aún no he encontrado la razón
5.menstruaciones menos molestas
6.pelo menos graso después de las primeras limpiezas.


Véronique, 6 de agosto de 2011:
Buenos días, no le voy a hacer preguntas, sólo voy a aportar mi testimonio.. Yo también hago limpiezas del hígado desde hace 5 años más o menos. Tengo menos rigor que usted y no conté todas mis limpiezas ni tampoco hice fotos. Su página está muy bien hecha. Al principio, cuando empecé, nadie conocía nada y no había casi nada en internet al respecto. Hoy, la información ha hacho una cadena y estoy encantada. Propuse esta limpieza a mucha gente de mi entorno y todos me hablaron muy bien de ella. En lo que me concierne, tuve una cura sin ningún cálculo a la cuarta o quinta limpieza. Después, sentí la necesidad de hacer nuevas curas de forma regular y hago una en cuanto siento que me hace falta, es decir una o dos veces al año. Descubrí esta limpieza sola, después de un diagnóstico de un médico que me convenía: usted no tiene cálculos, le receto “spasfon”. El resultado de las curas, desaparición de las náuseas matinales, de mis dolores al hígado, de mis migrañas, de mis síndromes premenstruales, de mis tardanzas digestivas y de mis cistitis repetitivas. A cada uno sus puntos débiles;-). (Al mismo tiempo, dejé de tomar la píldora, que no arreglaba nada en absoluto). Cuando uno o varios síntomas vuelven, sé que me hace falta una nueva cura. Hago una nueva cura esta noche, la última la hice en octubre (había hecho dos para estar segura). Después de numerosas curas hechas de dos en dos, me parece que con una es suficiente.. Aquí está mi experiencia. Aprecio su página y su trabajo de información, no tuve la paciencia ni el ánimo para hacer lo mismo pero si quiere hablar conmigo, será un placer.
Cordialmente, Véronique
Regreso al contenido