Limpieza de colon por enema: procedimiento + video consejos - mejoratusalud.news

English
Français
Logo slogan
Logo M
Logo S
Logo.news
Traducida
Vaya al Contenido

Limpieza de colon por enema: procedimiento + video consejos

Limpieza de los intestinos


Limpieza del colon por los enemas:

El enema es el método de limpieza del colon el más sencillo en poner en práctica, el más íntimo, y también el más económico. Es sin duda un acto de lo más sencillo y de los más eficaces para mejorar su salud, no volveré aquí sobre la utilidad de la limpieza del colon, ver el articulo aconsejado en la página "Limpieza de los intestinos" y las precisiones que aporto en el vídeo “ masaje del vientre” más abajo.


Los enemas se hacen preferentemente en ayunas, es decir lo más alejado posible de la última comida: por la mañana al despertar, antes de comer, o antes las comidas y las cenas. El accesorio indispensable es la bolsa para enemas. La de la foto contigua, de una capacidad de dos litros y con llave de paso, es muy práctico y barato. Además es resistente, porque la mía me sirve desde hace ya varios años y no se ha estropeado, es una buena elección.

Eficiencia va con la simplicidad: no hay necesidad de gastar más en dispositivos poco prácticos para su uso y que no hacen nada más en términos de resultados.

Disponible en:     enlace hacia bolsa para enemas
Poche-a-lavements



Modo operativo:

La primera receta con la que experimenté, recomendaba la utilización de 1,1 litros de líquido y me quedé con esta cantidad. Una vez la bolsa está llena del líquido escogido, hay que pensar en purgar el tubo de burbujas de aire abriendo el grifo hasta que el líquido se escape, el objetivo no es que se llene de aire. La temperatura del líquido puede ir de 37°C a 41°C, controlarlo con el termómetro medico de casa.

Una vez el líquido « tragado », el grifo cerrado y la cánula quitada, el objetivo será de aguantar entre 10 y 25 minutos. Se empieza generalmente tumbado, rodillas replegadas en su lado derecho, de manera  que el líquido pueda más fácilmente esparcirse en el intestino grueso y luego alternar el lado derecho/lado izquierdo para mezclar bien el interior. Cuando estamos boca arriba, nos podemos dar masajes suaves por donde pasa el colon, es lo que hacen los buenos hidroterapeutas (el colon ascendente está a la derecha de nuestro vientre, en vertical, el transverso pasa debajo del estomago en horizontal, y el descendiente a la izquierda de nuestro vientre dirección la salida en vertical). Terminar la sesión unos minutos en el lado izquierdo, de manera que se acumule el líquido en el colon descendiente, cerca de la salida.

Notar que según el líquido utilizado, las ganas de interrumpir la sesión para correr al baño serán más o menos fuertes. Podemos tener también algunos espasmos de fuerte intensidad, pero que no duran mucho tiempo,: cada uno debe encontrar su método para superarlo y llegar a conservar el líquido entre 10 y 25 minutos. Por mi parte, aguanto siempre al menos 20 minutos, el tiempo pasa rápido si intentamos dar los masajes del vientre con aplicación, los cuales son importantes para conseguir el mejor resultado.



Cuántos enemas hacer ?
Tenemos que distinguir la fase de «desengrasado» y el ritmo de mantenimiento.

-En fase de desengrasado, es decir cuando nunca hemos hecho enemas, podemos hacer fácilmente 3 al día durante 3 días. Explicación: haciendo 3 sesiones de 20 minutos en 1 día, corresponde, en tiempo de “remojo”, a una hora. Y visto que se aconseja al empezar con la hidroterapia hacer sesiones de una horaal día (duración máxima 1 hora) sobre 3 días consecutivos, llegamos ahí a la misma duración. Cierto que en hidroterapia, el colon está enjuagado X veces, pero lo que es lo más importante es el tiempo en remojo que permite a las viejas materias pegadas a la pared, ablandarse y despegarse, de ahí el interés de los auto masajes en el vientre en el recorrido del colon (intestino grueso).
- En ritmo de mantenimiento, 1 enema al mes es suficiente, incluso 2 si sentimos la necesidad. No me parece juicioso hacerlo muy a menudo, perturbaría el funcionamiento natural del colon.




Opción del líquido de limpieza.
A continuación 2 posibilidades:


1) Limpieza con agua :

Es la más sencilla. Si es posible tomar agua embotellada para evitar eventuales contaminantes del agua del grifo. No hace falta hervirla para esterilizarla, no olvidemos que la vamos a mandar a un sitio lleno de millones de bacterias. Es suficiente calentarlo lentamente en una cazuela removiendo regularmente hasta conseguir la temperatura deseada (entre 37° et 41°).


2) Limpieza con café :

Curiosa idea la de tomarse el café de esta manera y sin embargo este método es uno de los pilares de la terapia del doctor Max GERSON (Aquí está la traducción de ese texto). La cafeína tomada por vía oral abre los canales biliares, estimula la acción del hígado y aumenta el flujo de bilis cargado de toxinas. Además, el líquido que baña el intestino grueso ayuda a sacar las materias secas que podían estar adheridas. Se efectúa pues 2 operaciones, en una: una caza biliar (sin duda menos potente que la de una limpieza de hígado) que va a evacuar las toxinas, y otra desengrasando el colon. Hay que evitar tomarlo por las tardes, sobre todo para las personas poco acostumbradas a tomar café, porque la cafeína hace su efecto y puede perturbar el sueño.

El pequeño extra: Para  ayudar a que el hígado trabaje, es aconsejable aplicar sobre nuestro lado derecho, una fuente de calor durante el tiempo lavado con café. La bolsa de agua caliente de mi infancia no ha cambiado y es perfecta para este uso.

Consejo: no lo llene por completo y purgue el aire, para que permanezca flexible y se ajuste a la forma del cuerpo = mejor aplicación de calor.
Bouillotte


Se aconseja tomar café verde, preferentemente al café ordinario, porque la torrefacción sufrida por este genera componentes tóxicos para nuestro organismo. Ya lo hice con café ordinario, molido, el clásico y no estoy muerto, pero es preferible tomar café verde y preferentemente ecológico. Otra ventaja de usar el té verde: los espasmos durante la sesión son menos fuertes que con café ordinario, como si el organismo sintiera menos la necesidad de librarse de ello. Permite concentrarse mejor sobre los masajes del vientre y de aguantar fácilmente los 25 minutos.



A saber : Para los que no dispongan de una batidora para moler el café verde, o que quieran sólo un producto listo para el uso, hay una preparación soluble basada en café verde BIO y libre de OGM. Especialmente diseñado para enemas en casa, 1 bolsita para diluir en agua. 1 bolsitaa equivale a 20 gramos de granos de café verdes, o 2 cucharadas. La misma eficacia que una preparación de mezcla con 2 o 3 cucharadas.

Disponible en:     enlace hacia café verde soluble




cafe verde soluble BIO y libre de OGM

Preparación del café verde en grano:

El café verde en grano es duro como la piedra. Hay que ponerlo en remojo 12 a 24 horas antes de su utilización. Luego se mete en la batidora durante 1 minuto o 2 para pulverizarlo.
- Tratar de tal modo 2 o 3 cucharadas grandes de café verde, conservar el líquido de remojo.
- Completar para tener un litro de agua y hervir durante 5 minutos y finalmente 15 minutos a fuego lento.
- Parar la cocción y poner en infusión durante 15 minutos.
- Filtrar la mezclar (evitar el filtro de papel) para guardar sólo el jugo.
- Añadir agua hasta conseguir más o menos 1100ml de líquido.
- Dejar bajar la temperatura entre 37° y 41°.
- Practicar el enema.

Cafe-vert

Preparación del café molido ordinario:
¡Descafeinado no, sobre todo!
- Echar 2 o 3 cucharadas grandes de café molido, si es posible ecológico, en un litro de agua.
- Hacer hervir 3 minutos.
- Parar la cocción y poner en infusión durante 15 minutos.
- Filtrar la mezcla (evitar el filtro de papel), conseguimos aproximadamente 800ml de líquido.
- Añadir agua para conseguir más o menos 1100ml.
- Dejar enfriar hasta entre 37° y 41°.
- Practicar el enema.


Masaje del vientre:


Lavements-massages
Regreso al contenido